«

»

May 07

“Hay que ser fiel…

pero nunca desleal” o al menos eso dice una frase de García Márquez. ¿Qué tan cierto resulta todo eso?

Es “cultura general” que normalmente los hombres sean propensos a la infidelidad (eso de toda la vida) y ahora últimamente también las mujeres se tiraron a pista…la pista de estar con cuantos o cuántas se pueda mientras la pareja no se dé cuenta 😀 …o en el mejor de los casos tener un desliz por ahí que si tenemos suerte será nada más un hermoso recuerdo dentro del cajón de las pasiones.

Hay que disfrutar la vida si, pero… ¿se disfruta de este modo? ¿ es algo normal? es enfermizo??? ¿se puede perdonar?

Siempre escuchamos lo mismo una y otra vez, lo leemos y pensamos que ya está grabado en nuestro disco duro para poder actuar cuando la situación se presente en cualquiera de los sentidos, pero nunca se sabe como es la cosa hasta que se está en esos zapatos tan incómodos.

Si se busca infidelidad en google es posible encontrar miles de páginas con conceptos, motivos, consejos para saber actuar, crisis de pareja, causas femeninas y masculinas….preguntas y respuestas que todos creemos conocer.

En lugar de eso porqué no evitarla? será que en serio es algo normal?? Dios…dirán que yo sólo hago preguntas pero es que bueno 😀 no sé nada y también sé de todo (varas) 😛 así que rayos…si en mi propio blog no puedo hacer preguntas entonces a quién se las hago??? (si, esta es otra pregunta ^^).

Muchas personas creen que los affaires ocurren por irrefrenables deseos sexuales. Se sorprenderán en saber que ésta no es la causa más habitual para salir de la relación.

Y entonces nos cuentan que es por falta de algo en la relación que normalmente no tiene que ser de índole sexual. ¿Cómo se puede evitar?

Que lindo sería un mundo feliz donde todos encontramos a esa persona ideal, y donde no hubieran problemas y nunca nos sintieramos mal…tanto como para salir en busca de algo que no se nos ha perdido. Pero es imposible. Debemos tener confianza en la otra persona y creer que lo que tenemos es un proyecto en el cual no podemos tener desvíos o sino se nos viene abajo. Y si no es ahora en la construcción, será luego, cuando ya esté en pie lleno de muebles y con el menor temblorcito se nos vienen las ruinas a la cabezota…

Al menos en varios lugares…por ejemplo http://www.buenvivir.org/matrimonio/infidelidad.htm nos comentan sobre qué hacer cuando suceda…¿ y se sigue como un manual?

Es díficil, somos imperfectos….es complicado.

Este es un tema de nunca acabar, pero que siempre es apasionante e interesante. Cada cabeza es un mundo, ciertamente, pero no hay que dejar que nuestra cabeza y cuerpo lastimen ese mundo que compartimos con otra persona…esa es la fe!

~Maheba

Leave a Reply