«

»

Nov 20

iniciativa ~

iniciativo, va.

(Del lat. initiatus, part. pas. de initiare, e -ivo).

1. adj. Que da principio a algo.

2. f. Derecho de hacer una propuesta.

3. f. Acto de ejercerlo.

4. f. Acción de adelantarse a los demás en hablar u obrar. Tomar la iniciativa

5. f. Cualidad personal que inclina a esta acción.

 

Concepto de la Real Academia Española

La iniciativa es una cualidad humana que es muy buscada ya sea para asuntos laborales como para el desarrollo de los individuos en la sociedad. Es la habilidad de tomar la batuta, dar opiniones y ser a la vez proactivo en llevarlas acabo.

Y con esto no nos referimos a gente mandona que no acepte opciones o que no aprecien las opiniones de los demás. Todo por el contrario, se hace referencia a alguien que tiene ideas, que toma el liderazgo de la situación  y propone, pregunta y dispone en dado caso. Sobre todo eso se aprecia en situaciones de emergencia, de manejo de personas y de trabajo en equipo (es por eso que es una actitud deseable en quién se precie de ser un buen líder). Todo dentro de los parámetros de respeto y de democracia que todos conocemos.

Iniciativa es tener ideas y exprezarlas, exprezarlas y llevárlas acabo.

Algunas personas no aprenden a tomar iniciativa por situaciones del entorno en el que se han desenvuelto. Si se es alguien a la que siempre se le ha dicho qué hacer, se aprende a ser “conformista”, dejándose llevar siempre por la situación de comodidad y del “no arriesgarse”, porque el arriesgarse significa enfrentarse a los miedos que siempre se tienen antes de emprender algo nuevo.

Tener iniciativa no es igual a ser impulsivos. La impulsividad es lanzarse sin pensar, hacer sin medir las consecuencias (cosa que puede tener un fin bueno o malo). En cambio la inicitiva es analizar y proponer, dar soluciones en vez de problemas.

La iniciativa no solo beneficia a un grupo de personas externo, el mayor beneficiado es el individuo que la posee. Esta cualidad se aplica a su propia vida tanto en la toma importantes de desiciones, en la seguridad personal y en la visualización de la vida como “mi proyecto personal” el cual yo tomo, manejo y llevo a un final “feliz”. Esta actitud es la que nos va a levantar cuando las influencias externas y las cosas que pasan nos azoten. Iniciativa para hacer cambio y para afrontar la vida (soné a pura poliquitería barata pero es la realidad).

Por eso es tan sabio el famoso dicho que “a Dios rogando y con el maso dando”, ya que iniciativa y proactividad van de la mano…
Vamos gente, tomemos la iniciativa!!

2 comments

  1. mikekj

    Lo único que pasó por mi mente fue el juego de palabras de mi querido profesor de juicios universales:
    “No hay nada peor que un tonto hablando, bueno si, lo único peor es un tonto con iniciativa”.

  2. Alejo

    Pues bueno, la la “lección-express” no pasa por alto, y sin ser más entrometido de lo que puedo resultar, este Alejo añadiría iniciatica-proactividad-y valentía. Fantástico post; más en estos tiempos recurrentes que dejan lisiado el coraje para no temer a lo que no se conoce pero se debe enfrentar!
    (Espero sea el primer comentario de los (esperados) infinitos que Maheba escriba) Saludos

Leave a Reply