«

»

Mar 28

Opinión de Libro: Mockingjay (Sinsajo) Suzanne Collins.

sinsajo

Opinión General: Sin Spoilers.

Al terminar este libro, y por ende la saga, quedé en shock.

Uno no se puede esperar lo que se viene en este libro. Si ok, se prevé que  habrá revolución y que los protagonistas se encontrarán en medio de todo ello luchando por salir adelante y sobrevivir. Pero al menos a mí me resultó sorprendente el giro que dio tanto la historia, como la narración y toda la manera en que lo fue desarrollando la autora.

Quizá no he leído muchas cosas crudas o de guerra, pero esto es lo más parecido a un libro de guerra y sólo guerra que he leído hasta ahora.

Katniss, ahora se tiene que mostrar como una líder de la rebelión, a pesar que no se encuentra en las condiciones y fuerzas para hacerlo. Pasa a ser el símbolo, el Sinsajo, con el afán de animar a los Distritos a rebelarse contra el Capitolio.

La guerra, su resolución y el destino de los personajes, todo se finiquita en este libro que me pareció bastante perturbador. No sé si fue porque me lo leí como adicta en un solo día, pasando y pasando páginas sin parar, o porque uno que lee desde la perspectiva de Katniss se siente perturbado por su angustia y desesperanza, además de que ella pasa en un estado bastante deplorable todo el libro.

Es un final justo y bastante real para una saga con esta distopía latente desde el primer libro, aunque quizá yo tenía unas expectativas más felices  cuando estuve leyendo los dos libros previos.

 

 

Opinión Personal: CON Spoilers.

 

Primero que todo.

Collins ¿qué hiciste con Peeta?!

En serio no lo podía creer. Un personaje con el que es inevitable encariñarse, tan dulce, tan verdadero… lo único “real” y sincero en el mundo de Katniss y viene y le hace….¡esto!. Nunca me había sentido tan triste de que algo malo le pasara a un personaje, ni siquiera la muerte me había parecido tan trágica… pero tomar los recuerdos de Peeta y tergiversarlos en su mente con el afán de que crea que Katniss es mala y parte del Capitolio…hacerlo dudar de lo que era real y lo que no, es tan tan triste. No lo podía creer. Quizá porque valoro mucho los recuerdos, como dicen, recordar es vivir.  Hasta pude sentir felicidad y eso que decía Katniss de que se sentía como “flotando” cuando se iba a encontrar de nuevo con Peeta cuando ya lo habían rescatado del Capitolio, y Collins nos sale con esto.

Me pareció muy triste que este personaje estuviera en toda esta lucha existencial lo que estuvo en el libro.

El libro en general y como dije, me pareció más oscuro de lo que esperaba. Triste, triste, triste. Uno pasa en una zozobra e inquietud desde el inicio del libro. Yo le achaco eso a  que, como el lector percibe el mundo desde la perspectiva de Katniss, es difícil alejarse de esa angustia  cuando ella pasa triste, drogada, en otro mundo la mayoría del libro. Y es que se me cayó un poco la imagen del personaje en este libro. Inició siendo en Los Juegos del Hambre una sobreviviente y acá está tan afectada por todos los hechos que es difícil reconocerla. Pero es natural, si pensamos que en la vida real un adolecente de 17 años no soportaría ni la mitad de lo que ha soportado Katniss.

Gale, bueno, ya uno tiene una mejor idea de cómo es y me sigue pareciendo odioso. Ahora más, porque notamos que es un resentido con la sociedad, cosa que es válida, pero en eso olvida también a las personas que tiene a su alrededor. Si tan amigo o amor de Katniss era ¿porqué al final de la historia no había ido a visitarla ni una vez? Todo sea por la causa, supongo.

La rebelión y todo lo que conlleva apoderarse del Capitolio me atrapó. Uno no deja de preguntarse, en medio de la historia, cuán real es todo esto. El poder lleva a los que se rebelan a veces a querer ser igual a lo que odiaban al inicio. Sobre todo al final cuando se propone volver a tener Juegos del Hambre… así somos los humanos, destructivos, vengativos, sólo nos interesa nuestro bienestar sea del lado que sea en el que nos encontremos.

Katniss, convertida en una marioneta antes del Capitolio y ahora de la Rebelión (liderada por Coins) está tan perdida como nosotros porque sabe lo delgada que es la línea entre defender los derechos y oprimir a los demás. Me pareció una historia que yo sé que no es tan cruel como lo puede llegar a ser una historia de estas, pero que le da a uno esa pincelada de realidad y crueldad que se requiere a veces en historias que van por el camino de lo rosa.

Acá es donde al fin uno comprende (si no lo había hecho antes) también la crítica al respecto de los reality shows. Pan y circo, como bien dicen, estamos a un paso de ser una sociedad que no le importaría tener unos Juegos del Hambre con tal de tener contentas a las masas en su mundo feliz.

Estoy de acuerdo con otras reseñas que he leído y la muerte de  Finnick fue de las muertes más sin propósito en toda la saga. Bueno si, tiene un propósito, poner a la gente irremediablemente triste por el trágico personaje y además, luego con lo del bebé, más triste aún. Me recordó mil veces a Lupin en la saga de Harry Potter. Por lo menos Collins no dejó que se quedara sin madre :(.

La muerte de Prim no me la esperaba, aunque luego tuvo sentido, Katniss no podía quedarse con todos sus seres queridos vivos. Hubieran matado a Gale 😛 .

He de confesar que la última parte de la historia, donde Katniss regresa al Distrito 12, la leí como en un suspenso y terror tal que no la disfruté la primera vez. He vuelto a leer esa parte una y otra vez y ahora sí pude sentirme más conmovida por la Katniss traumada por la guerra, dejándose llevar por su depresión. También me sentí mejor al releer su encuentro con Peeta y como se fue poniendo mejor luego de esto. Tiene razón ella, Peeta le da esa paz que es lo que ella necesita, lo que necesitaba desde siempre y fue lo que siempre le llamó la atención de él, que era su esperanza. Ahora si pude conmoverme y llorar al leerlo de nuevo, sigue siendo triste pero a la vez nostálgico. Es como cuando la gente dice que en vez de leer libros adopta personajes e historias… son como dos amigos a los que uno les hubiera deseado una vida más feliz pero que al final tienen que sobreponerse a todo lo sucedido en sus vidas.

Yo terminé en shock este libro porque no me esperaba tanta crudeza para sus propios personajes, luego de que uno los amaba desde el inicio. Muy buena trilogía, la autora le dio su lugar a la historia principal y la condujo lo más realistamente posible. Quizá eso es lo que me despierta esta sensación de amor y odio 😛 cuando uno está a veces deseando finales felices.

Recomendaría los libros a cualquier persona, pero no me hago responsable por que queden traumados como yo al final 😛 y con ganas de fanfics, fanarts y más que llenen el vacío que dejó.

 

Leave a Reply